Hoy, 17 de octubre de 2020 – el Día Internacional de la erradicación de la pobreza – GCAP expresa su solidaridad con los cientos de millones de personas que sufren bajo la pandemia COVID-19. Se estima que 500 millones personas van a vivir en condiciones de pobreza debido al cierre económico  para contener la propagación del virus. Comunidades de todo el mundo caen en condiciones de pobreza. La precariedad y las desigualdades se aumentan con una pérdida masiva de empleos formales y la perdida de ingresos de trabajadores independientes restringiendo el acceso a medios de vida tanto como a la alimentación, el agua y el saneamiento, una vivienda adecuada, la educación, los servicios de salud y otras necesidades básicas.

Las mujeres y los niños sufren los peores efectos de la pandemia. Según ONU Mujeres, 243 millones de mujeres y niñas en todo el mundo han sido objeto de violencia sexual y/o violencia perpetrada por una pareja sentimental en los últimos 12 meses. Con la pandemia, los datos emergentes muestran que los casos, en particular la violencia doméstica, han aumentado hasta en un 30% en países como Francia y Singapur.

Se estima que en América Latina y el Caribe el número de personas que viven en condiciones de pobreza aumentará de 185,9 a 219,1 millones y que las personas que viven en la pobreza extrema aumentarán de 67,5 a 90,7 millones. Las desigualdades medidas por el coeficiente de Gini han aumentado en 4,9 puntos porcentuales en 2020 en comparación con 2019 en la región.

Mientras tanto, los beneficios de las grandes empresas han aumentado. Se espera que las empresas de GAFA y Microsoft obtengan 46 mil millones de dólares más de beneficios en 2020 que antes de la pandemia. La mayoría de los beneficios se pagan a sus accionistas – mientras que los impuestos se evitan. Los mil millonarios aumentaron su riqueza en 27% durante la pandemia.

El pasado mes de septiembre, paralelamente a la Asamblea General de las Naciones Unidas, coaliciones nacionales de GCAP organizaron en 19 países de todo el mundo llamados Asambleas del Pueblo/Populares para dar oportunidad a la población de analizar la situación y elaborar demandas de soluciones.  Organizaciones de mujeres, jóvenes, personas mayores, personas con discapacidad, personas discriminadas por el trabajo y la ascendencia señalaron que, aparte de la pobreza y la desigualdad, la salud, la seguridad alimentaria y la crisis de la deuda internacional son las principales preocupaciones.

Los gobiernos de muchos países no pueden apoyar a su población y se enfrentan a la crisis debido a los pagos de la deuda. El Sur Global gasta más de 300.000 millones de dólares anuales en pagos de la deuda externa pública a prestamistas bilaterales y multilaterales como el Banco Mundial y el FMI, bancos privados, especuladores e inversores en bonos y valores gubernamentales. El problema de la deuda se ve agravado por las corrientes financieras ilícitas, también de miles de millones de dólares.

La principal respuesta a la crisis, para proporcionar la urgente liquidez necesaria para financiar los servicios públicos y la protección social, el único apoyo que tiene la gente para defenderse de COVID-19, ha sido la promoción de una nueva ola de deuda, en condiciones no concesionarias para la mayoría de los países en desarrollo. Bajo este panorama, para muchos países en desarrollo, la recuperación será larga y lenta. Es fundamental que las medidas mundiales para hacer frente a la crisis sean más ambiciosas y aborden un cambio sistémico permanente para una recuperación inclusiva. Por estas razones, GCAP se unió a un amplio movimiento mundial de la sociedad civil que pide la cancelación incondicional de la deuda externa pública, al menos durante los próximos cuatro años.

La lucha contra la pobreza, las desigualdades y la injusticia se ha vuelto más difícil. GCAP nació hace 15 años, con el difunto presidente Nelson Mandela haciendo el primer llamamiento para luchar juntos contra la pobreza por la igualdad.

Seguiremos alzando las voces de la gente, poniendo primero a los más vulnerables y trabajando para construir juntos un mundo mejor, justo y sostenible para todos.